CÓMO VOLAR EN NUEVA YORK CON LA METROCARD

El Roosevelt Island Tramway es un paseo divertido que solo cuesta un ticket de metro, es lo más cercano a sentirse Superman sobrevolando edificios y es uno de los mejores miradores de Nueva York.

Caminando por la 59th nos sorprende una cabina colgada en la mitad de Nueva York. Roja y blanca, haciendo honor a su origen suizo. Exactamente, con la 2nd Avenue, está el Teleférico de Roosevelt Island.

Cada 15 minutos, se puede conseguir con la misma tarjeta del subte, una perspectiva mucho más interesante. El ticket de este vuelo es la Metrocard, el abono del transporte de Nueva York. Solo queda pasar por el molinete y conseguir un hueco en las ventanas de la cabina.

Su desfase produce una emoción intensa. Los pasajeros se suben, eligen un espacio en un vagón que se desliza de forma rápida por un circuito cerrado y automático que se repite de un modo mecánico.

Estar enganchado a un cable del puente Queensboro permite sobrevolar edificios de mil ventanas, autopistas pesadas y el mismo East River. Reírse de como esquivamos el tránsito pesado de la gran manzana que cada vez se hace más pequeño y hasta transformarse en piezas de lego. Además, desde esta perspectiva, se descubre que las cortinas no son cosa común entre los citadinos.

Tranquilidad a unos minutos de la gran ciudad.

En un abrir y cerrar de ojos, la cabina asciende y desciende transportándote a otro punto de vista de la isla. El vértigo que genera el cambio de inclinación, llega a 76 metros de altura en su punto máximo, es una forma distinta e interesante de experimentar la ciudad.

La isla es estrecha y chica, solo mide 3,2 km de largo. La parte sur ofrece las mejores vistas. Caminando unos 15 minutos desde la estación del teleférico por la costanera se llega al Franklin D. Roosevelt Park (Four Freedoms).

 

Puede pasar desapercibida, no tiene arte como los grandes museos de Manhattan ni tiendas de renombre. Es un lugar tranquilo, sorprende que a pesar de estar muy cerca del centro de Nueva York se escapa del caos característico.

Desde ahí se consigue una increíbles vistas del skyline de Manhattan y del puente de Queensboro, por un lado; y por el otro, de Queens y del parque Gantry Plaza. Especialmente, el edificio de Naciones Unidas, el Chrysler y el Empire State.

La mayoría de los tranvías aéreos son vistos como destinos turísticos. Acá, te mezclas con ciudadanos que lo utilizan como una alternativa para moverse. En la pequeña isla viven más de 12.000 neoyorkinos y en el pasado sus habitantes fueron enfermos de viruela, mentales y prisioneros. De estos últimos, se puede admirar las ruinas de lo que fue el hospital.

Es lo más parecido a volar por Nueva York y una forma distinta de probar la gran manzana.

¿Cómo usar la Metrocard?

A continuación te cuento cómo usar la Metrocard, la tarjeta de viajes que necesitarás para moverte en Nueva York.

¿Dónde comprar la Metrocard?

La Metrocard la podés comprar en cualquiera de las maquinas automáticas disponibles en las estaciones del Metro.

¿Qué tipo de pasaje me conviene?

Existen tres tipos de pasajes: ticket individual, Metrocard de viajes ilimitados (unlimited-ride) o Metrocard de pago por viajes (pay-per-ride).

Para elegir la mejor tarjeta de viajes, la clave es calcular cuántos viajes realizarás durante tu estadía.

Ticket individual (sigle-ride) El pase individual tiene un precio único de US$ 3 y solo lo venden en las taquillas de las estaciones. Sirve, como dice su nombre, solo si tienen que hacer uno o dos viajes (no creo que sea su caso).

Metrocard viajes ilimitados (unlimited ride) Esta Metrocard te permite realizar todos los viajes que quieran durante el período de vigencia.

  • Cada viajero debe comprar una: no pueden usarla varias al mismo tiempo ya que para volver a utilizarla hay que esperar 18 minutos entre cada pasada.
  • Si van a realizar más de 13 viajes en menos de una semana, comprar la Metrocard de viajes ilimitados de 7 días (US$32)
  • Si te quedas más tiempo y la idea es hacer más de 48 viajes, lo mejor será optar por la Metrocard de viajes ilimitados de un mes (US$121).
  • Ahora podes utilizar esta misma tarjeta como una “pay-per-ride”. Por ejemplo, si compraste la tarjeta de viajes ilimitado por 7 días y te queda un día en Nueva York podes cargarle el dinero necesario para esos viajes del último día.

La Metrocard de viajes ilimitado se activa cuando se desliza por primera vez y dura hasta la medianoche del séptimo día (o el día 30). Una vez que se expira pueden seguir utilizndla como una tarjeta pay-per-ride.

Metrocard pago por viaje (pay-per-ride) Si el plan es caminar más y realizar menos de 13 viajes durante su estadía, lo que conviene es comprar la Metrocard pay-per-ride y cargar el dinero necesario a medida que deseen tomar el metro.

  • Funciona como una tarjeta prepago (similar a la SUBE). Se descontará por viaje US$ 2,75
  • Al depositar más de US$5,5 dan un bono de 5% (Ejemplo: si cargas US$20, te daran US$21)
  • Pueden viajar hasta 4 personas con la misma tarjeta, sin tener que esperar un tiempo entre cada pasada
  • Incluye una conexiín metro-bus, bus-metro o bus-bus dentro de las 2 horas desde el momento que se deslizó la tarjeta
  • El costo por la tarjeta es US$1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *